Berry

Rachel B. Berry, 25 años. Protagonista del musical Grease, además de tener mi banda No-Name y grabar mi sample. Amo los días lluviosos, la poesía y a mi mujer.

santana-star-lopez:

-De acuerdo, ya tuve suficiente.- Me alejé de donde me encontraba y fui a las enormes maletas que había llevado conmigo para tomar un pijama de algodón, que le entregué de manera inmediata. La verdad era que, aunque sus palabras tenían alguna clase de significado especial, su manera de reaccionar ante la estúpida broma que hice dolió tanto como una patada en la espinilla. -Estoy bien, y terminaré con esta conversación en este momento.- Sentencié mientras tomaba la ropa sucia, y la dejaba en otra maleta, que llevaría a la tintorería al día siguiente. -¿Necesitas algo más?-

image

-No… no te vayas. Mira yo… Santana. Yo… yo no sé qué pasa, ¿de acuerdo? Estoy… ni siquiera sé cómo estoy. Sólo… sólo yo… no te vayas, ¿vale? Sería… sería agradable dormir a tu lado esta noche.-

No tenía nada qué decirle que no fuesen improperios e idioteces. También tenía muchas preguntas -por ejemplo, dónde estaba Kurt y cuándo regresaríamos a Nueva York-, pero como siempre estaba acostumbrada a dirigir con seguridad, esta falta de motivo me asfixiaba.


santana-star-lopez:

-Creo que jamás vamos a llegar a una conclusión satisfactoria para las dos. Sé perfectamente que puedo estar metida en el lío más grande de mi vida entera y puedo tener un par de heridas en las piernas, pero nada de eso me importa, ¿sabes por qué? Porque sé que tu estás a salvo.- Sacudí la cabeza antes de levantarme y caminar un par de pasos para colocarme frente a ella.- Cuando me casé contigo prometí que estaría contigo en todo momento y lugar, y según mis cálculos, eso también abarca la selva…- Me atreví a bromear y esbocé media sonrisa de la manera más sutil que me fue posible.

image

-Algo que tienes que entender, es que no eres Superman. No es que no agradezca que nos hayas sacado de ahí, pero… viva o muerta, no me hubiese perdonado que algo horroroso te hubiese ocurrido.-

Apreté la mandíbula con su broma. No estaba de humor. Los últimos días -antes y después del desplome- lo único que podía sentir con inensidad era el dolor. Lo demás eran cosas que pasaban volando por encima mío y no me afectaban ni rozaban. ¿Cómo podía estar haciéndole esto a Santana?


santana-star-lopez:

-No necesité más que la noticia para salir corriendo. Y en cuanto estuve en tierra europea tomé mi decisión: me dolía siquiera pensar que estabas en peligro, sola y perdida. No me importó Kurt…- Me detuve cuando pronuncié casi con desprecio  el nombre del castaño, y aclaré mi garganta.- No me importó Blaine, y menos si fallaba en el intento. Tenía que encontrarte.- Cada palabra me quemaba en la garganta, pero tenía que hacerle entender mi punto.

image

-No te das cuenta, ¿verdad? No sólo estuviste en riesgo de perderte igualmente en la Selva Negra, sino que aún no sabemos si el gobierno emprenderá medidas contra tí y Anderson. ¿Cómo crees que resultará esto si tú… si tú sales herida o… o…?

Bajé la mirada y mordí mis labios. No sabía qué decirle para que entendiese desde el punto de vista en que yo lo veía. Me destrozaba pensar siquiera que ella saliese herida o tuviese que afrontar alguna clase de castigo.  


santana-star-lopez:

-¿En serio estás preguntando algo como eso?- Después de que me regresara la botella de agua, me alejé y me senté en un sillón giratorio que había cerca de nosotras.- No podía cruzarme de brazos cuando escuché que la idea que tenía de que mi mujer se encontraba visitando museos en Italia estaba completamente equivocada. Fue la peor noticia que alguna vez haya podido escuchar… Y las autoridades son demasiado incompetentes.- Cerré con fuerza los ojos con el fin de tratar de alejar el recuerdo del día en que recibí la noticia y solté un suspiro.

image

¿Cómo se te ocurrió hacer tal cosa? ¿Qué hubiese pasado si la búsqueda fallaba? ¿Qué pasaba si tú y ese chivo Anderson salían heridos? ¿Y qué si las autoridades los atrapaban y los aprehendían? 

Miraba a Santana y cada uno de sus gestos me lastimaba cada vez más. Era un auténtico dolor de cabeza pensar que… pensar que ella hubiese podido estar en mi situación.


santana-star-lopez:

-Tú sabes que no me refería a eso.- Resoplé una vez y cerré los ojos durante un par de segundos, que al parecer fueron los suficientes para que ella saliera corriendo de la habitación. Tomé un par de respiraciones profundas antes de seguirle los pasos, y cuando la alcancé en la habitación, fui directo a la mesita de noche.- Mira, no pienso arrepentirme de nada, y mucho menos voy a pedir una disculpa. No es algo que pueda discutirse.- Saqué de un pequeño tubo plástico anaranjado un par de píldoras analgésicas, y se las pasé junto con una botella de agua. 

image

-No te estoy pidiendo una disculpa o tampoco te recrimino tu ayuda. Simplemente quiero saber qué diablos se te metió en la cabeza para pensar que la mejor idea era ir a buscarnos, Santana.-image

De mala gana cogí el par de Valiums a los que me había hecho dependiente estos últimos días. Los tomé y me los pasé con un sólo trago de agua. Sin querer, me levanté de la cama y volví a sentar… quería acercarme, pero estaba consciente de que mi mal humor podría causar otra pelea.


santana-star-lopez:

-Desde que salimos del hospital has estado descansando.- Entrecerré los ojos al percatarme de que un reportero intentaba colarse a nuestra habitación, y luego de que la puerta le rebotara en las narices, me giré para encontrarme de lleno con ella, y su rostro que aún seguía pálido y desganado.- ¿De qué se supone que “necesitamos hablar”?-

image

-¿Se supone que tenía que estar cantando y bailando? Y no se supone, necesitamos hablar de tí y tus decisiones apresuradas. ¿Sabes a qué me refiero?

Recorrí a paso rápido el pario central, pasé la sala de estar y me fui directo a la habitación principal. Ahí, me senté en el borde de la cama y me masajeé las sienes.


santana-star-lopez:

¿Ahora me hablas? Espera, que tengo que alejarme al menos diez metros antes de que me golpees de nuevo.

image

-Oh, ¿ahora me hablas a mí? Desde que salimos del hospital no hemos hablado lo que necesitamos hablar, Santana.-

Me adelanté a ella y cerré la maciza puerta de roble en el rostro de varios hombres, para luego oír una serie de improperios en italiano. Apreté la mandíbula y la miré a los ojos quedándome de pie frente a ella.


santana-star-lopez:

¡Dejen de hacer tantas preguntas!

image

-Cierra esa maldita puerta de una buena vez. Ya te había dicho que no dejases entrar a nadie aquí, pero al parecer tengo que todo yo para que salga tal como amablemente te lo pedí.-image

Estaba harta. Cansada. Infelizmente a salvo. No había día en que los malditos reporteros no tocasen la puerta de la casa en el Aventino. Y aún faltaba regresar a Nueva York…


Anónimo asked:
brian tiene de donde escoger no creen? justin no es el unico gay en Grease!
grease-prensa replied:

Si hay más chicos gay, pero él es el único disponible nonie.

image

brian-the-rage:

Y el único que recurre a antros gay… 

image

Esa solía ser Rachel…


Nunca usen a Rachel de ejemplo.
-Ella es muy… Rachel.

swt